Ir a la página principal
Comercio exterior

Tiempo de cambio de estrategia

A salón lleno, la Cámara de Exportadores de la República Argentina (CERA) celebró el Día de la Exportación. En el discurso de apertura, el presidente de la entidad, Enrique Mantilla, reclamó la formulación de una Estrategia Nacional Exportadora para hacer frente a los grandes desafíos que el futuro próximo plantea a nuestro país.

No faltó al inicio de la presentación de Mantilla la referencia a la reciente iniciativa de la presidenta de la Nación “de sustituir exportaciones”. Al respecto, el dirigente empresario sostuvo que “el crecimiento de las exportaciones es esencial para un proceso de crecimiento sostenido con inclusión; y éste, a su vez, es una condición necesaria para colocar a una economía en la senda del desarrollo sostenible”. En ese sentido, al recordar que la competitividad surge de la conjunción entre la productividad y los costos internos, afirmó que “exportaciones, importaciones y crecimiento son complementarios más que sustitutos”, en tanto que una economía competitiva exige importar todo aquello que es menester para producir, “sin enfrentar la tan temida restricción externa”.

Por ello, al señalar que nuestro país no capitalizó el ciclo favorable (ingresos extra de recursos naturales y crédito externo) hacia la promoción de la competitividad, Mantilla subrayó que “la ausencia de políticas consistentes de desarrollo productivo ha impedido la diversificación exportadora y la sustitución de importaciones genuinamente basada en la productividad”.

Tras pasar revista al panorama que vive el sector exportador, y enfatizar que es necesario construir un nuevo consenso social, a modo de conclusión el presidente de la CERA planteó cuatro cuestiones en las que debe avanzarse en su concreción: “Es urgente –señaló en primer término- diseñar una estrategia nacional exportadora basada en la productividad como motor de la competitividad”. En segundo lugar advirtió que “esa estrategia no será viable sin un esfuerzo permanente, desde el ámbito político, para generar credibilidad” institucional. También “la creación de empleo –asociado a mayor inversión en educación, infraestructura y energía- es críticamente importante para hacer viable esta estrategia” en tanto que por último, y no por ello menos importante, “la sociedad necesita monitorear de manera permanente y sistemática qué está ocurriendo con la competitividad, para lo cual sería vital contar con un índice Nacional de Competitividad”.

Ir al principio de la nota