Ir a la página principal
Procesos de integración

Un TLC de “última generación” entre Chile y Uruguay

Bajo la atenta mirada del presidente Tabaré Vázquez, los ministros de Relaciones Exteriores de Uruguay y Chile suscribieron en Montevideo un Tratado de Libre Comercio (TLC), calificado de “última generación”, debido a que, además de las áreas incluidas en el acuerdo que ambos países mantienen desde hace 20 años en el marco de ALADI (ACE Nº35) incorpora nuevas disciplinas que, en el caso de Uruguay, son consideradas por primera vez en un instrumento de estas características: comercio electrónico; medio ambiente; normas legales; comercio y género; pequeñas y medianas empresas; comercio transfronterizo de servicios; cooperación y transparencia y corrupción, entre otras. El texto del documento deberá ser aprobado en ambos Parlamentos. En Uruguay se adelantan resistencias por parte de la central obrera y miembros del gobernante Frente Amplio.

ImagenTabaré Vázquez presidió la firma del tratado.
El comercio exterior entre ambos países ascendió en 2015 a 348 millones de dólares (199 millones por incorporaciones chilenas) y Uruguay a fines del mismo año figuraba en el sexto lugar en el ranking de receptores de capitales provenientes del país trasandino, con un monto superior a los 4.500 millones de dólares (unas 70 empresas mantienen sus inversiones, especialmente en el sector industrial -casi 80%- y el resto en servicios y en el sector agropecuario/silvícola).

Una de las principales novedades del acuerdo rubricado por los cancilleres Rodolfo Nin Novoa (Uruguay) y Heraldo Muñoz (Chile) es el capítulo dedicado a la cuestión de género que, entre otros lineamientos, reafirma el compromiso de las partes de implementar en su legislación políticas y buenas prácticas relativas a equidad e igualdad de género, reconociendo al comercio internacional como motor de desarrollo, así como la importancia de la incorporación de la mujer en la actividad del comercio internacional. Al respecto, Muñoz destacó que “nos parece uno de los capítulos más innovadores de cualquier acuerdo que se haya firmado en materia de libre comercio a nivel mundial, porque se busca enfatizar el papel de las mujeres en la creación de crecimiento económico, de comercio e inversiones”.

Otro capítulo significativo es el referido al tema laboral que, según el canciller chileno, protege a los trabajadores. En este sentido, Nin Novoa dijo que las normas vigentes en su país no serán modificados. “Los trabajadores uruguayos no van a perder ningún derecho. El tratado establece con meridiana claridad que las normas laborales no pueden operar como un dumping social”.

En Uruguay, desde algunos sectores han surgido voces que alertan sobre las consecuencias negativas que podría provocar el TLC con Chile. Es conocida la posición del ex presidente José Mujica, y de varios legisladores que responden a distintas vertientes del gobernante Frente Amplio que se oponen a este tipo de tratados, a los que se suma la central obrera PIT-CNT (Plenario Intersindical de Trabajadores - Convención Nacional de Trabajadores). Un bloque de indudable peso a la hora de considerarse la aprobación del acuerdo.

En el sector privado, la Asociación de Laboratorios Nacionales advirtió que si bien el TLC no contempla específicamente el tema, en su capítulo X establece la necesidad de que ambos países ratifiquen o adhieran al Tratado de Cooperación en materia de Patentes, enmendado en 1979. En el caso de Uruguay, que tendría que adherirse, “las nuevas reglas facilitarán el monopolio, afectarán la competencia e implicarán a largo plazo un incremento en los precios de los medicamentos”.

En nuestro país, el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina, Enrique Mantilla, sostuvo que los alcances del acuerdo firmado por Chile y Uruguay revela la necesidad de llevar adelante “un proceso de actualización Mercosur, con la definición de una nueva agenda común para una construcción institucional que permita enfrentar las nuevas realidades con una actitud superadora e inclusiva”.


Ir al principio de la nota