Ir a la página principal
Economía internacional

Un nuevo (y demorado) impulso al comercio mundial

Al recibir cuatro nuevas ratificaciones -las de Rwanda, Omán, Chad y Jordania - la Organización Mundial del Comercio logró la aceptación del Acuerdo sobre Facilitación del Comercio (AFC), superando el umbral mínimo requerido de ratificaciones (110 de los 164 países miembros) para la entrada en vigencia del documento aprobado en la novena conferencia ministerial del organismo celebrada en Bali ,Indonesia, en diciembre de 2013.El AFC que tiene por objeto agilizar el movimiento, el levante y el despacho de mercancías a través de las fronteras,” abre una nueva etapa de reformas para la facilitación del comercio en todo el mundo y supone un estímulo importante para el comercio y el sistema multilateral de comercio en su conjunto” ,destaca el comunicado de prensa difundido por el organismo internacional. La Argentina es el único país del Mercosur que aún no ha ratificado el acuerdo.

Imagen: El director general de la OMC y los representantes de los cuatro países que habilitaron con su ratificación  la vigencia del AFC.
El director general de la OMC, Roberto Azevêdo, sostuvo que” la implementación plena del AFC contribuirá a reducir los costos del comercio en todo el mundo y poner en marcha los planes de asistencia técnica para ayudar a los países más pobres a aplicar el acuerdo. Esto supondría para el comercio mundial un impulso de hasta un billón de dólares y sus efectos serían mayores que la eliminación de todos los aranceles existentes”. Sin embargo, agregó el diplomático brasileño,” este no es el final del camino. El trabajo de verdad no ha hecho más que empezar. Esta es la mayor reforma del comercio en una generación, que puede contribuir de forma notable al crecimiento y al desarrollo en todo el mundo “.

Un estudio realizado en 2015 por el equipo de economistas de la OMC estimó que la plena aplicación del AFC reducirá los costos del comercio de los miembros del organismo en un 14,3%, en promedio, y serán los países en desarrollo los que más se beneficien. También es probable que el acuerdo reduzca en más de un día y medio el tiempo necesario para importar mercancías y en casi dos días el plazo necesario para exportar, lo que representa una reducción del 47% y del 91% respectivamente respecto del promedio actual. También esperan que la aplicación del AFC ayude a las nuevas empresas a exportar por primera vez y prevén que, cuando el AFC se implemente en su totalidad, los países en desarrollo aumentarán el número de nuevos productos exportados hasta un 20%.

Cabe recordar que los países desarrollados se han comprometido a aplicar inmediatamente el AFC, que contempla una amplia gama de reformas en materia de facilitación del comercio. A lo largo de 12 artículos, el acuerdo establece numerosas medidas para mejorar la transparencia y la previsibilidad del comercio transfronterizo y crear un entorno comercial menos discriminatorio. Sus disposiciones incluyen mejoras en la disponibilidad y la publicación de información sobre los procedimientos y las prácticas transfronterizos, mejores derechos de recurso para los comerciantes, menores tasas y formalidades en relación con la importación y la exportación de mercancías, procedimientos de despacho más rápidos y mejores condiciones para la libertad de tránsito de las mercancías. El acuerdo también contiene medidas para la cooperación efectiva entre las aduanas y otras autoridades en cuestiones relativas a la facilitación del comercio y el cumplimiento de los procedimientos aduaneros.

Por su parte, los países en desarrollo aplicarán con carácter inmediato solamente las disposiciones del AFC que hayan designado como compromisos de la “categoría A”. En el caso de las demás disposiciones, deben indicar cuándo se aplicarán y qué apoyo para la creación de capacidad necesitarán para poder implementar esas disposiciones, denominadas compromisos de las categorías B y C. Estos compromisos se pueden aplicar más tarde, y los países menos adelantados disponen de más tiempo para notificarlos.

Los países miembros de la OMC que habilitaron la puesta en vigor del AFC son: Hong Kong, China; Singapur; Estados Unidos; Mauricio; Malasia; Japón; Australia; Botswana; Trinidad y Tabago; República de Corea; Nicaragua; Níger; Belice; Suiza; Taipei Chino; China; Liechtenstein; República Democrática Popular Lao; Nueva Zelandia; Togo; Tailandia; Unión Europea (en nombre de sus 28 Estados miembros); ex República Yugoslava de Macedonia; Pakistán; Panamá; Guyana; Côte d'Ivoire; Granada; Santa Lucía; Kenya; Myanmar; Noruega; Viet Nam; Brunei Darussalam; Ucrania; Zambia; Lesotho; Georgia; Seychelles; Jamaica; Malí; Camboya; Paraguay; Turquía; Brasil; Macao, China; Emiratos Árabes Unidos; Samoa; India; Federación de Rusia; Montenegro; Albania; Kazajstán; Sri Lanka; Saint Kitts y Nevis; Madagascar; República de Moldova; El Salvador; Honduras; México; Perú; Saudi Arabia; Afghanistan; Senegal; Uruguay; Bahrain; Bangladesh; Filipinas; Islandia; Chile; Swazilandia; Dominica; Mongolia; Gabón; República Kirguisa; Canadá; Ghana; Mozambique; San Vicente y las Granadinas; Nigeria; Nepal; Rwanda; Omán; Chad y Jordania.

Respecto de nuestro país, el presidente de la Cámara Argentina de Exportadores de la República Argentina, Enrique S. Mantilla, recordó recientemente que es el único miembro del bloque subregional que no ha ratificado el AFC y no ha creado un Comité Nacional Público-Privado para apoyar la implementación de medidas que aumenten la competitividad de la economía, al tiempo que instó al gobierno a mejorar las políticas de creación de valor público.


Ir al principio de la nota