Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Temas en debate

Un nuevo país fruto del consenso

El pasado 28 de junio la sociedad se expresó a favor de una nueva forma de hacer política, sin una mayoría automática, comprometiendo a los partidos políticos a establecer un debate serio en el nuevo Congreso Nacional, que permita salir de la crisis que estamos viviendo.

ImagenEduardo Buzzi - Presidente de la FAA
Escribe Eduardo Buzzi, Presidente de la FAA

El acto en el Rosedal de Palermo con el que celebramos la apertura de un nuevo período legislativo, fue una muestra para nuestros gobernantes sobre la necesidad que tenemos todos los argentinos de una verdadera unidad entre el campo y la ciudad, pues es únicamente de esta manera que podremos construir un nuevo país fruto del trabajo y la solidaridad, pero sobre todo nacido del consenso.

De por sí 2009 fue muy duro y nuestro sector no estuvo ajeno a esta realidad, al igual que muchas de las otras actividades que dan vida a esta hermosa tierra al sur de Latinoamérica.

Durante este último tiempo fuimos testigos de la desesperación de miles de productores que sienten que se están quedando sin nada y no obtienen respuestas por parte del Gobierno Nacional. Sumado a esto, los chacareros hemos sufrido desde inundaciones extremas hasta sequías devastadoras. Stroeder o Entre Ríos son fieles reflejos de esta situación, con productores en la ruina total por los cambios climáticos que azotan a nuestro país.

La realidad de la Argentina profunda es muy complicada y es por eso que remarcamos constantemente la necesidad de una política agropecuaria integral que permita generar más trabajo y más producción, claves para contrarrestar este escenario tan crítico.

En tanto que la defensa de los derechos por los que Federación Agraria Argentina soñaba en 1912 siguen siendo las banderas por las cuales trabajamos hoy en día: por una nueva ley de arrendamiento, un moderno sistema de contratos agrarios, políticas claras que ayuden al arraigo de los jóvenes en el interior, en síntesis, por una agricultura con agricultores.

Para contribuir a la recuperación del sector y de toda la Argentina, es imprescindible que se regule el mercado de tierras para acabar con la concentración, hay que cesar con las intervenciones distorsivas de la ONCCA; pero sin dudas el primer paso para abordar el futuro con seriedad debe ser terminar con el bastardeo de las herramientas del Estado y con la descapitalización constante a la que nos someten a los pequeños y medianos productores agropecuarios.

A lo largo de estos años han tratado de convencer a la ciudadanía que vivíamos un proceso de redistribución de la riqueza, en beneficio de los más pobres y en caso del campo, de los pequeños productores. Sin embargo, esto no fue así. Cada día se premia la concentración, en pos de una mayor producción sin que interesen los rostros humanos detrás de las cosechas récord. Prueba irrefutable de ello son los datos del último censo, que marcan la desaparición de otros 60 mil productores agropecuarios, que se suman a los 100 mil productores que abandonaron el campo producto de la perversa política implementada en los ´90 por el menemismo y que este gobierno profundizó aún más. Como vemos, si se siguen destinando miles de millones de pesos para beneficiar a los amigos y a los sectores más concentrados de la economía, será muy difícil revertir esta situación.

Esperamos que con los nuevos legisladores que integran este Congreso podamos recuperar la República, el Federalismo, la Libertad de Expresión, la Dignidad, la Cultura del Trabajo y la Justicia Social, con el fin de construir una sociedad mejor, con una verdadera redistribución de la riqueza.

Hoy, de cara al Bicentenario, tenemos una nueva oportunidad. Esperemos no desaprovecharla.


Ir al principio de la nota