Ir a la página principal
Secciones
Miércoles 23 de Octubre, 2019
Sectores económicos

Un programa para el fortalecimiento de las exportaciones de medicamentos

En esta nota, el licenciado Miguel A. Maito -gerente de Comercio Internacional y Regulaciones Sanitarias del Centro Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos- comenta la evolución del comercio exterior de medicamentos en nuestro país y dos propuestas de CILFA para fortalecer las ventas externas del sector.

ImagenesMiguel A. MaitoGráfico exportaciones argentinas de productos farmaceúticosCuadro exportaciones argentinas por contenido tecnológico
Los medicamentos son bienes considerados estratégicos por las políticas nacionales de la gran mayoría de los países desarrollados. Es así por razones que se vinculan a la generación del conocimiento científico, la tecnología, la atención de la salud y la producción de bienes con alto valor agregado, además de la necesidad de poner al alcance de la población todas las novedades terapéuticas disponibles como forma de incrementar el nivel de salud de los países. La dimensión del mercado mundial de medicamentos, medido por las ventas de todas las compañías en los principales mercados alcanzó un valor de 663.500 millones de dólares en el año 2007, valor superior en un 6,1% al del año anterior. El mercado mundial ha crecido a una tasa anual acumulativa del 8,9%, durante el período 1998-2007. El volumen del comercio internacional de productos farmacéuticos se ubica en el orden de los 260.000 millones de dólares anuales, lo que revela su significación.

La industria farmacéutica latinoamericana participa con el 5,0% de las ventas de la industria a nivel mundial, representando un total de 30.824 millones de dólares en el año 2007, un 12% más en relación al año anterior(1). Dentro de la región, Brasil, México, Venezuela y la Argentinasobresalen como los mercados más importantes. Mientras las ventas del sector en Brasil fueron en el 2007 de 11.221 millones (+9,9%), en México alcanzaron los 8.740 millones (+7,5%), en Venezuela dicho monto fue de 3.290 millones (+33,0%), en la Argentina ascendieron a 2.662 millones (+8,6%) y en Colombia 1.431 millones de dólares (+4,6%).

Ventas, nivel de empleo y comercio exterior de medicamentos argentinos

En el año 2007, la industria farmacéutica argentina facturó enel mercado interno $ 14.553 millones de pesos a precios de venta al público(2)y $ 8.295 millones de pesos a precios de salida de laboratorio, experimentando un crecimiento del 17,6% respecto al año anterior.

El sector de fabricación de medicamentos cuenta con más de 110 plantas industriales instaladas en el país, de las cuales 93 son empresas de capitales nacionales. Ello constituye una sólida base industrial con vistas al crecimiento y la expansión productiva. Además, varias de ellas tienenla aprobación de autoridades sanitarias de países desarrollados, como la Food and Drug Administration FDA (Estados Unidos), European Agency for the Evaluation of Medicinal Products -EMEA- y Therapeutic Goods Administration -TGA- (Australia), por lo que las plantas nacionales están adecuadas a los exigentes estándares regulatorios de los países desarrollados y las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud del año 2003.

La ocupación actual de personal en la industria tanto en manode obra directa e indirecta es de alrededor de 27.000 y 100.000 personas, respectivamente. La proporción de técnicos y graduados universitarios de distintas profesiones es relativamente mayor que en otros ámbitos, impulsando a la industria a plantearse la aplicación de políticas empresarias que alienten la repatriación de científicos argentinos. Este accionar, que ya cuenta con varios antecedentes, permitiría disponer de la alta capacitación y experiencia de los recursos humanos que emigraron del país y ganaron experiencia en países del mundo desarrollado.

Debe destacarse que la industria farmacéutica ha sido una de las pocas que mantuvo inalterable su plantel de personal durante el periodo recesivo.

Incluso en los últimos años, acompañó el crecimiento del empleo por encima del promedio nacional, incrementando salarios y manteniendo la evolución de los precios por debajo de los índices de inflación.

La globalización económica fue acompañada por un proceso de concentración de plantas industriales, lo cual derivó en el cierre de muchas de ellas. América Latina y dentro de ella, nuestro país, no han estado ajenos a ese proceso, en el que varias compañías extranjeras han cesado la fabricación local y han concentrado su producción en determinados y pocos países de América Latina. En el caso de la Argentina, esas plantas industriales han sido adquiridas por empresas nacionales, manteniendo las fuentes de producción y empleo originales.

Acompañando la recuperación de la demanda agregada de los últimos años, el crecimiento de la industria se ha reflejado en un creciente nivel de utilización de la capacidad instalada, la puesta en marcha de diversos planes de inversión en nuevas tecnologías, máquinas y plantas productoras, con el objetivo de reforzar su presencia en nuevos mercados y de abastecer a un mercado interno en continuo crecimiento.

En términos de las exportaciones, el sector inició una etapa de crecimiento desde hace ya varios años. En efecto, en el año 2005 los valores exportados se duplicaron en relación a los verificados en el año 1996, y las exportaciones de medicamentos alcanzaron su valor máximo de 510,8 millones de dólares en 2007, 17,6% más que en relación al año anterior) (3).

A su vez, las exportaciones crecieron un 45,4% en 2006 y 2007, en relación al 2005 (17,6% en el 2007 y 23,7% en el 2006), siendo el valor registrado en el 2007 el más alto alcanzado en la serie histórica (510,8 millones de dólares). Cabe destacar que los medicamentos terminados acondicionados para su venta al por menor -partida 3004 de la NCM-, representan el 87% de las exportaciones totales de medicamentos y productos farmacéuticos.

En una mirada de más largo plazo, la tasa anual acumulativa de crecimiento de las exportaciones durante el período 1992-2007 fue del 17,0% anual acumulativo. Cabe tener en cuenta que dicha tasa, referida a las exportaciones totales del país es del 10,7% anual acumulativo; vale decir que la tasa de aumento anual de las exportaciones de medicamentos en el período considerado es un 60% superior a la tasa de las exportaciones totales argentinas.

El principal país de destino de las ventas externas del sector es Brasil, con 89 millones de dólares y el 17% del total. Lo siguen: Uruguay, con 54 millones; Venezuela, con 50 millones; Canadá, 42,9 millones; Chile, 37 millones, Colombia, con 32 millones, México 28 millones, Paraguay, 20 millones, Perú, 19 millones y Ecuador, 15 millones de dólares (según datos del año 2007).

Entre los años 2003 y 2007, las exportaciones de medicamentos crecieron un 92% pasando de 266,5 a 510,8 millones de dólares.

Si se tiene en cuenta la clasificación de las exportaciones por su contenido tecnológico (4), durante 2007,las ventas de productos industriales representaron el 73,4% del total, incrementándose un 18,2% respecto de 2006, mientras que los bienes no industriales crecieron tan sólo un 25,7%.

Los productos industriales exportados fueron en su mayoría de bajocontenido tecnológico (48,8%), que aumentaron un 20% respecto de 2006. Dentro de este rubro, las exportaciones de alimentos, bebidas y tabaco alcanzaron los 17.356 millones de dólares, representando el 87% de dicho sub-total.

El rubro productos dealta tecnología tuvo un crecimiento de 21,9% en 2007. Dentro de dicha clasificación, el segmento farmacéutico, con exportaciones por 701 millones de dólares, representó el 42,7% del rubro de alta tecnología, y registrando un crecimiento del 39,7% respecto del año anterior.

En cuanto a las importaciones de medicamentos, las mismas fueron de 938,6 millones de dólares en 2007 (+23,1% en relación al 2006). Éstas sufrieron una fuerte retracción en 2002, como consecuencia de la crisis político-social y una recuperación posterior a partir del crecimiento de la demanda una vez superada la recesión.

El comportamiento histórico del comercio exterior muestra una balanza deficitaria que oscila entre los 200 millones y 430 millones de dólares según el período que se considere. Luego de la salida de la convertibilidad se produjo una reducción de la tendencia negativa, pero la misma se revirtió en los últimos años, alcanzando nuevamente los niveles previos. La razón de este comportamiento se encuentra en la creciente importación de medicamentos por parte de los laboratorios multinacionales, como consecuencia del proceso de desinversión industrial y deslocalización de plantas realizadas por estas empresas.

La presencia de medicamentos importados en el consumo interno ha crecido en forma significativa en los últimos años. En efecto, se observa que en la actualidad el 28% del consumo de medicamentos está abastecido por productos de origen importado, y el restante 72% por medicamentos fabricados localmente.

Sin embargo, si se analiza la evolución histórica de esta participación, surge que las importaciones tenían un peso considerablemente más reducido a mediados de la década pasada. En efecto, en 1994 las importaciones representaban apenas un 6,5% de las ventas totales mientras que en el 2000 dicha relación había crecido a un 19,3% y en 2007 se verificó el valor de 28% señalado precedentemente. En conclusión, en los últimos 12 años la participación de los medicamentos importados en el mercado interno argentino creció aproximadamente 4,3 veces.

De continuar esta tendencia, se acrecentará la pérdida de buena parte de los derrames positivos que genera el sector sobre el resto de la economía, ya que la producción local tiene un aporte económico muy superior al de las importaciones en términos de empleo, recaudación impositiva, generación de divisas y avance tecnológico.

El mercado de medicamentos de la Argentina muestra algunas diferencias respecto de las características observadas a nivel internacional, y en especial en Latinoamérica, debido a la mayor presencia relativa de las empresas de capitales nacionales. En efecto, en nuestro país, los laboratorios farmacéuticos pertenecientes a empresarios de capital nacional detentan el 69% de las unidades vendidas en el mercado y el 53% de la facturación del sector.

Las firmas extranjeras comercializan el 31% de las unidades vendidas y el 47% de las ventas en valores.

Las características de la industria farmacéutica argentina, sus fortalezas y ventajas y el escenario internacional en el comercio de medicamentos generan una notable posibilidad de incrementar la presencia de los medicamentos argentinos en el exterior.

El programa de fortalecimiento del comercio exterior de medicamentos

La industria farmacéutica nacional representada en el Centro Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos (CILFA) presentó al Gobierno en 2006, un Plan Estratégico de Desarrollo dela Industria Farmacéutica y Farmoquímica Nacional, 2007-2011. En ese trabajo, las principales medidas fiscales de estímulo a las exportaciones de medicamentos se referían a obtener una rápida equiparación de los reintegros de las exportaciones con el contenido de impuestos indirectos incluidos en las mercaderías exportadas y reconocer el alto contenido tecnológico de estos productos, descontar del impuesto a las ganancias los aportes patronales imputables a los costos de producción y, por otra parte, a desgravar en el impuesto sobre los débitos y créditos bancarios los fondos obtenidos de las operaciones de exportación al momento de su acreditación bancaria.

Como valor agregado de ese plan, se ha identificado la necesidad de desarrollar un Programa de Fortalecimiento del Comercio Exterior de la Industria Farmacéutica y Farmoquímica Argentina 2008-2012, cuyo objetivo central tiende a posibilitar que los laboratorios farmacéuticos nacionales aumenten en forma significativa lasexportaciones de medicamentos hacia los mercados no tradicionales, de gran potencialidad de consumo y crecimiento (países del sudeste de Asia, Federación Rusa, China y otros).

Por ello, hemos desarrollado otros objetivos complementarios del Programa, que se describen a continuación:

Incrementar el número de empresas exportadoras del sector.

Mejorar la inserción de la oferta exportable de los laboratorios de capital nacional, intensificando la diversificación de los mercados de destino.

Promocionar la calidad de la oferta de productos farmacéuticos y farmoquímicos argentinos.

Potenciar la asociatividad de las empresas del sector, a fin de optimizar los recursos y aprovechar las sinergias existentes.

Favorecer la internacionalización de las compañías de capital nacional.

Para lograr estos objetivos las herramientas necesarias pasarían por desarrollar una adecuada estrategia comercial, concentrada en aspectos tales como:

Un mejor aprovechamiento de los instrumentos oficiales existentes de promoción comercial externa.

Una mayor cooperación e interacción, tanto operativa como logística, en las acciones entre el sector público y privado, en el país y en el exterior.

El desarrollo de instrumentos que favorezcan la obtención de información actualizada sobre la demanda internacional de productos, de intercambios de tecnología y de acuerdos de negocios.

En función de los distintosanálisis realizados, siempre vinculados a la potencialidad de inserción exportadora de la Argentina en el sector farmacéutico, y de la coyuntura actual del país, se elaboró un programa de acción de comercio exterior con el objetivo de apuntalar y respaldar a las empresas farmacéuticas nacionales exportadoras, y contribuir además a la formación y consolidación de nuevos exportadores.

El Programa de Fortalecimiento se estructura alrededor de tres grandes ejes, que conforman tópicos esenciales de la capacidad exportadora de un sector:

El desarrollo de una oferta exportable con potencial de ganar inserción en el mercado mundial,

El desarrollo de mercados, a fin de aprovechar al máximo las oportunidades existentes, y

El desarrollo de una adecuada gestión empresarial, todos ellos un conjunto de factores que apuntan a mejorar la competitividad de las firmas locales del sector farmacéutico.

Desarrollo de la oferta exportable

Inteligencia comercial.

Desarrollo de una oferta exportable de productos farmacéuticos argentinos.

Desarrollar una Estrategia de Marca País para los medicamentos argentinos.

Aumento de la sinergia entre las acciones del sector público y el sector privado.

Elaborar un Plan de misiones comerciales sectoriales para los próximos tres años, orientado hacia mercados con fuerte potencialidad de demanda.

Realizar misiones comerciales inversas.

Realización de una feria comercial en el país bajo los auspicios de CILFA.

Participación en las ferias internacionales vinculadas al sector.

Conformar un sitio Web CILFA de promoción de la oferta exportable local.

Encuentros de cooperación empresarial, organizados por CILFA y los organismos correspondientes del sector público, nacional e internacional

Desarrollo de una nueva gestión empresarial de comercio exterior

Fomentar la asociatividad de empresas en función de la complementariedad de las líneas terapéuticas que se ofrecen en los mercados que se definan como objetivo.

Interacción online entre la Cancillería y CILFA.

– Instrumentar la difusiónonline a los laboratorios de CILFA de los resultados obtenidos a través de la búsqueda y evaluación de las demandas mundiales de los medicamentos producidos en la Argentina.

– Mantener y actualizar las estadísticas de comercio exterior de los países claves en el mercado farmacéutico.

Apertura de centros de negocios en países de alta potencialidad para la oferta exportable argentina, que operen como una plataforma de apoyo y asistencia a los socios de CILFA para ingresar en dichos mercados. Los centros deberían contar con secretarias bilingües, teléfonos, computadoras online, oficinas individuales y salas de reuniones, como asimismo disponer de asesoramiento jurídico, legal y técnico.

El apoyo a las compañías multinacionales de capital nacional

La existencia de compañías transnacionales locales suele ser un factor de gran significado para la economía de un país, en especial, si se trata de naciones en desarrollo como la Argentina. Una empresatransnacional consigue diversificar y consolidar su inserción externa por medio de distintos canales. En primer lugar, al instalar una subsidiaria en otro país consigue ingresar en ese mercado con mayor fluidez, reduciendo el pago de aranceles y amenudo resolviendo con mayor facilidad los requerimientos de calidad y sanidad exigidos. En segundo lugar, puede ingresar libremente en los mercados que posean acuerdos de libre comercio con el país elegido para instalar una subsidiaria. Y en tercer lugar, permite reducir los costos de transporte que pueden ser determinantes para la competitividad.

El análisis de la experiencia internacional permite identificar casos como el de Corea del Sur, donde el gobierno dirigió y tomo bajo su protección el desarrollo de industrias consideradas estratégicas para el país. Este apoyo se canalizó principalmente a empresas de gran tamaño, persiguiendo como objetivo la conversión de las mismas en actores de relevancia en el escenario productivo mundial.

Las herramientas utilizadas fueron, entre otras, impulsar las inversiones por medio de créditos subsidiados, promover las exportaciones con diversas medidas de intervención directa, la creación de acuerdos de transferencia tecnológica entre sector público y privado, desarrollo de tecnologías a través del apoyo a las inversiones en ID, reestructuración de empresas ineficientes, entrenamiento y capacitación de la mano de obra.

Para el caso argentino, el programa de Fortalecimiento propone desgravar de la base imponible del impuesto a las ganancias a:

Los beneficios obtenidos por la adquisición, tenencia o venta de acciones de compañías extranjeras, a los fines de promover la penetración en mercados externos a través de la asociatividad en los negocios con empresas instaladas en terceros mercados, favoreciendo de esta forma la reducción de los costos de internacionalización de las firmas nacionales.

Los beneficios obtenidos en el exterior por empresas domiciliadas fiscalmente en el territorio nacional, derivados de contratos de transferencia de tecnología con empresas radicadas en el exterior, comprendiendo al know how sobre procesos de fabricación de especialidades medicinales e instalación, montaje y puesta en marcha de plantas industriales para la fabricación de medicamentos.

Los sueldos, salarios, remuneraciones y cualquier otro ingreso de cuarta categoría obtenidos por los directivos y el personal de las compañías farmacéuticas nacionales, provenientes del desarrollo de actividades profesionales durante su radicación en el exterior.

También se propone la desgravación de los fondos de residentes argentinos radicados en el exterior, que participen en operaciones deadquisición de firmas o activos extranjeros por parte de las empresas nacionales.

La aplicación del conjunto de medidas que se proponen en el Plan Estratégico y en el comentado Programa de Fortalecimiento del Comercio Exterior de la Industria Farmacéutica y Farmoquímica Argentina permitirá impulsar fuertemente nuestras exportaciones de medicamentos.√

------------------------------------------------------------------- ----

(1) Valores a precios de salida de laboratorio

(2) Fuente: IMS Health. No incluye las ventas al canal institucional, hospitalario, licitaciones públicas, ni Plan Remediar

(3) Corresponde al Capitulo 30 de la NCM

(4) La clasificación de productospor grado de contenido tecnológico responde a una metodología de la ONU.

Ir al principio de la nota