Ir a la página principal
PYMES

Una radiografía del desempeño de las PyMES exportadoras

Si desde la dolosa aventura de los hermanos Lehmann el comercio del mundo se ha empequeñecido, aún creciendo en mares bravíos, habrá que mirar más alto y más lejos para observar el avance de nuestras pequeñas y medianas empresas exportadoras (PyMEX) en este universo cada vez más hostil pero menos distante en posibilidades de acentuar presencia mercantil albiceleste en tierras lejanas. Las ventas externas de unas 6 mil empresas del segmento en la última década muestran un comportamiento suficientemente estable como para fortalecer posiciones y explorar nuevas rutas. Como veremos, eso sugieren los especialistas del Instituto de Estrategia Internacional de la Cámara de Exportadores de la República Argentina (IAE/CERA) en dos recientes trabajos que se comentan en estas páginas.

El economista Antonio Alarcón García, adscrito a la dirección del IEI/CERA, tuvo a su cargo presentar en el seminario organizado en el marco de la reunión anual en la que se celebra el “Día del Exportador” los resultados de los últimos trabajos (*) del Instituto, dedicados al seguimiento de las ventas externas del segmento PyME, y de las novedades que surgen del análisis del mapa regional según las regiones del país en las que están radicadas. A ellos nos remitiremos.

Panorama. Si bien cada año salen unas y otras entran al padrón, en 2011 fueron 6.116 las firmas (en el año anterior 5.918) que, por valor de 50 mil a 9,5 millones de dólares, exportaron sus productos y/o servicios.

Aunque en esa cifra ronda el promedio anual de empresas que participan del “boom PyMEXportador” de la última década, dejando afuera a aquellas otras cuyos envíos están por debajo del valor consignado, durante el período estudiado cabe considerar tres etapas: Desde 2003 a 2008 la incorporación al padrón de exportadores se incrementó en un 6% anual, por debajo del 14% de las grandes empresas. En 2009, pese a sufrir una caída del 8% derivada de la crisis post-subprime, revelaron una mejor performance que las mayores. Luego, recuperando posiciones aunque profundizando la concentración a favor de los grandes players, se retomó la tendencia del período previo.

Sucede que –como explican los investigadores- “muchas PyMEX, sobre todo las que producen Manufacturas de Origen Industrial (MOI), no pudieron trasladar en su totalidad los crecientes costos domésticos a los precios de exportación, debido a que estos últimos crecieron menos durante 2010 y 2011 que la sumatoria de la tasa de inflación y el tipo de cambio nominal. La situación pudo ser resuelta de mejor modo para el caso de las Manufacturas de Origen Agropecuario (MOA), aunque el comportamiento ha sido muy diferente según el tipo de mercancía. En síntesis un alto nivel de precios domésticos en el contexto de un tipo de cambio nominal que se mantuvo con pocas variaciones, imponiendo cierta rigidez a los ingresos en pesos, hizo que muchas PyMEX ajustaran márgenes de ganancia para mantener su nivel de exportaciones”.

Evolución. Así pues, bajo contexto cambiante, las exportaciones de este segmento de empresas -que sumaban el 13% del total de envíos en 2001- hoy constituyen el 10% del conjunto de manufacturas comercializadas en el exterior. Es sencillo justificar esta merma: Responde al mayor volumen de venta de productos de la agroindustria y la minería –favorecidos por su cotización internacional- en manos de las grandes. No obstante, a otra escala y exceptuando insumos básicos o producción automotriz, las PyMEX las aventajan en presencia industrial exportadora; sobre todo, en maquinaria y equipos; Insumos de la construcción; bienes de consumo para el hogar y electrónica. Incluso en algunas ramas como fabricación de maquinaria (en especial, las de uso agrícola); ciertos productos metálicos (herramientas de mano, tanques y depósitos) o minerales no metálicos, el promedio con marca PyME supera el 50% del total de ventas al exterior.

Además, considerando otras ramas de producción manufacturera, el sector textil consolidó su protagonismo con sus confecciones, tejidos y prendas de punto. Otro tanto sucede con el sector de alimentos, cuya mayor representatividad PyMEX radica en frutas y legumbres, productos de cereales -y de la pesca- u otros consumos alimenticios (vinos, té), en tanto las grandes concentran la exportación de aceites, lácteos y tabaco.

Por su parte, la participación exportadora en química y plásticos es hegemonizada por empresas pequeñas y mayormente medianas, pues salvo pinturas y barnices, juguetes y envases plásticos –rubros en los que supera la mitad de los envíos- el resto es 100 por ciento PyME.

Destinos & Especialización. En verdad, el crecimiento industrial de la última década no tuvo igual correlato exportador entre las PyMES, que depositaron su mayor esfuerzo en la ampliación del mercado interno. Empero, siguiendo la película, cabe observar una mayor inserción en el Mercosur en tanto que salvo cueros, casi todos los demás sectores evidencian un creciente desempeño exportador hacia ese bloque. Además, comparando los niveles de especialización que las PyMEX exhibían en 2001, el registro de los cambios es notable por cuanto el sector textil y vestimenta, así como bienes de capital, lograron un avance prodigioso. También en el resto de ALADI, al que concurrieron todos los sectores, destacándose el comportamiento de tres de ellos: metalmecánica, madera y papel, químicos y plásticos merced a la relevante participación de productos plásticos y medicamentos.

Por su parte, tanto el NAFTA como la Unión Europea –y en otra medida, el Resto del Mundo- han perdido cierta atracción como destino PyMEX. Aún así, es representativa la especialización de alimentos (vinos, jugos de fruta) para definir ingresos al norte americano, así como además de ellos, a Europa se envían carnes, pescado, frutas y hortalizas. Hacia Asia van nuestros cueros, mientras que al resto de las regiones –Europa del Este (+ resto de Europa), Medio Oriente y África- se destinan alimentos, sector que por esa vía constituye la principal especialización con bandera argentina. Tal ampliación de miras es muy auspiciosa, pues como afirman los autores, “la estructura exportadora de las PyMEX parece haberse diversificado durante la década, tanto en lo que hace al conjunto de productos exportados como a los destinos, sobresaliendo en este último caso los países emergentes y en desarrollo”.

Amplitud. En efecto, en 2011 los productos PyMEX fueron enviados a 204 países. A razón de casi 28 millones de dólares por destino. De ese volumen, el 62% fue dirigido a América del Sur; a las mismas naciones que hace tan sólo ocho años recibían el 50% de las colocaciones del segmento.

El Mercosur, obviamente, encabeza el ranking de mercados receptores. También Chile compra “hecho en Argentina” más que antes. Y aunque el nivel de participación se retrajo en el último bienio, entre los destinos “no tradicionales” gana curso comercial la ruta hacia América Central y el Caribe, así como -fuera de las fronteras del continente- Europa del Este es un mercado creciente. No así el NAFTA, cuyo dinamismo no logra despejar dudas, mientras que el tráfico hacia Europa –oscilante y en baja desde 2009- creció a una tasa del 8% anual, inferior al promedio general de las PyMEX. Sí está en ascenso el camino que lleva argen/productos a Asia Pacífico, cuyas ventas ya superan los 200 millones y en los últimos tiempos se incrementa 9% cada año, prodigioso pero escaso porcentaje si se lo compara con el 30% que contabilizan las compras de los países europeos que no pertenecen a la Unión Europea.

Naciones. Y bien, repasando el planisferio de ventas, agreguemos que los brasileños reciben la mejor parte (el 25% de las exportaPyMES totales) seguido por Chile y los Estados Unidos. A continuación vienen Uruguay (aumento oriental por debajo del promedio mundial) y seguidamente Paraguay, en tanto que España –a pesar de la crisis- ocupa el segundo lugar en términos de crecimiento de las importaciones que recibe de las PyMEX argentinas. Venezuela, que venía creciendo a tasas chavistas, perdió la chaveta y entre 2008 / 2010 experimentó un decrecimiento de nuestras acciones comerciales. No así Bolivia, con flujo siempre positivo, que tras una leve caída se ubicó en 2011 como el destino que más crece dentro del selecto grupo de los diez principales países.

Por último, fuera del top ten, tanto México como Alemania –que representan sólo el 4% de los destinos PyMEX- repuntaron el último año con incrementos por encima del promedio.

En el mundo actual - tan favorable para comprar activos pero no tan propicio para vender mercancías- más de un tercio de las colocaciones (37%) se concentra en países cercanos –Mercosur y ALADI- promediando distancias menores a los 3 mil kilómetros.

Ocho mil son los kilómetros. a recorrer para proveer al NAFTA, 11 mil a la Unión Europea y aún más para arribar a buen puerto en Medio Oriente o Asia Pacífico. Esas son la medida que por ahora exponen tránsitos más acotados al espíritu viajero de muy pocos sectores industriales. Por caso, cueros y calzado –sumado a un reducido núcleo de exportadores de alimentos, bebidas y tabaco- son los que se diferencian del resto respecto a la distancia que recorren sus productos. Tanto grandes como más pequeños, aún con las excepciones que distingue a unos y otros.

De por sí, midiendo kilometraje, la diferencia entre ambos portes de empresa se nota más en el comportamiento de otros sectores –el complejo metalmecánico, por ejemplo- en el que las firmas grandes (cuya búsqueda de mercados nuevos o más prósperos las hace ir más lejos) orientan sus envíos hacia los 8 mil o más kilómetros, en tanto las PyMES promedian la mitad. En términos generales, analizando lo acontecido durante la década transcurrida, habrá de notarse que el comercio exterior del segmento se mueve en torno a los 5 mil kilómetros.

Desde la Argentina

El mapa PyMEX trazado por el Instituto de Estrategia Internacional / CERA está constituido por seis regiones: Pampeana, Centro, Cuyo, Patagonia, NOA y NEA.

Cantidad. El 92% de las 9.330 enroladas como PyMEX, en 2011, son firmas productoras. Representan el 16% de las empresas manufactureras (unas 60 mil) registradas en el país.

FOB. Las grandes firmas concentraron el 90% del valor FOB exportado. Las PyMEX el 9,9% y las micro sólo el 0,1%. En los tres casos, las exportaciones fueron originadas en las regiones Pampeana y Centro, en tanto Cuyo se ubica en tercer lugar.

Contribución. Habiendo sido las PyMEX pampeanas, cuyanas y las del Centro las que más aportaron al crecimiento de las exportaciones, las que producen en el NEA contribuyeron con el 21% de lo exportado por las firmas manufactureras de esa región. 18% las de Cuyo. 13% en la región Pampeana y el NOA. Sólo el 5% en la del Centro. En todas las regiones, estas firmas aportaron las dos terceras partes del número de exportadores. Crecimiento. Durante la última década, la región más dinámica fue Cuyo y la segunda que más creció -superando a las grandes- fue la del Centro; sus PyMEX son las más activas del país. En esta región, además, cabe destacar a Entre Ríos que, entre 2001 y 2011, quintuplicó sus exportaciones.

Desenvolvimiento. Todas las regiones exhiben incrementos interanuales -en cantidad de PyMES y monto exportado- a excepción de la Patagonia, que aletargó el desempeño exportador de sus PyMES.

Regiones

Ahora bien, sumando las características y atributos de cada una de las regiones, observaremos de ellas lo siguiente:
  • Región Centro: Si en general sus avances fueron definidos por cuatro grandes sectores -aceites, productos químicos, lácteos y vehículos- el de las PyMEX se radicó en bienes de capital, químicos y plásticos, y autopartes con un crecimiento significativo pero en menor medida. Las exportaciones de alimentos y bebidas (productos de cereales, lácteos y quesos, carnes) se multiplicaron por 6; los alimentos para animales crecieron un 50% durante el último año. También en esta región se destacó la evolución de Maquinaria agropecuaria –y las de usos especiales- así como generadores eléctricos, bombas y compresores, equipos médicos. Además sobresalió la elaboración de medicamentos, cuyas ventas al exterior se multiplicaron 11 veces en los últimos diez años.

    Por otra parte, el incremento del número de firmas se explica por el de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el del monto FOB por La Pampa. Sin embargo, las PyMES bonaerenses fueron las que adicionan mayor cantidad de establecimientos y dólares FOB. A su vez, Córdoba fue la que más firmas incorporó y la que en 2011 mayor cantidad de divisas agregó respecto a 2010. Entre Ríos –se reitera- fue la provincia que más creció (en empresas y valor) mientras que Santa Fe, aún con una contribución muy importante, fue la que experimentó el crecimiento relativo más bajo.
  • Región Pampeana: Se destacaron las PyMEX metalmecánicas –sobre todo, las de metalmecánica básica- y las del sector madera y papel, dos grandes rubros de especialización, cuyo índice más alto lo alcanzan los productores de cueros y calzados (curtidos y marroquinería, sin variantes en la década), químicos y plásticos (por debajo del promedio regional) y no así alimentos. No obstante, en este último rubro avanzó la producción for export de cereales, alimentos para animales, lácteos y carnes de aves, así como los tejidos de punto de la rama textil.
  • • Región Cuyo: Las PyMES productoras de alimentos y bebidas –especialización excluyente- tuvieron un destacado comportamiento (se multiplicaron por 5 en diez años); muy por sobre el resto. Mendoza fue la única que logró acrecentar su padrón PyMEX y sumar en 2011 más divisas que el año anterior. Sin embargo, las exportaciones de las otras tres provincias crecieron fuerte, por arriba del promedio / país.
  • Al Norte y al Sur: Llegando a la Patagonia, el NEA y el NOA, subrayemos de esta última que, sus exportaciones de la rama azucarera retrocedieron mientras aumentaron las de cultivo de legumbres y preparación de hojas de tabaco. No obstante, en los últimos tiempos sus PyMEX han ganado dinamismo, sobre todo a partir de 2007 y en tres de sus sectores -alimentos, bebidas y tabacos (sobresaliendo en preparaciones de frutas, verduras y legumbres. Preparación de azúcar. Aceites de oliva). Químicos y plásticos (varios productos). Textiles y vestimenta- que les permitieron tener una muy buena evolución. El curtido de cueros retrocedió casi a la mitad; los envíos de calzado no compensaron tal marca de involución.

    En cuanto al Noreste -la más rezagada- y al igual que la Patagonia, agrupaban cada una casi el 10% del total exportado en 2001 mientras que diez años después cayeron al 6%. Ocurre que la caída o el bajísimo crecimiento de firmas exportadoras –tanto en Patagonia como en el NOA, especializadas en alimentos y textiles- no en todos los casos tuvieron correlato con el nivel de ventas: Al tiempo que cayeron ambos índices en Chubut, Neuquén, Tierra del Fuego y Jujuy, crecieron las exportaciones de las restantes provincias. No así en el NEA -con tres tipos de producción muy marcada: alimentos (té, yerba mate, arroz). Textil y vestimenta. Madera y papel- donde no hubo mayor número de empresas pero sí más valor exportado; sobre todo en Chaco y Formosa.


Interior / Exterior

Por último, repasando otras grafías del Mapa Regional del IAE/CERA cabe recordar que mientras las exportaciones totales de manufacturas argentinas aumentaron casi un 23% respecto a 2010, la distancia recorrida por ellas ha sido un 4% menor.

En rigor, el trayecto de los envíos PyMEX en 2011 no se alteró demasiado respecto a años anteriores –al menos, no tanto como los de los grandes exportadores- en tanto que las de 16 provincias exportan sus productos a distancias superiores al promedio nacional. Esto es, 5.231 kilómetros. Las que remiten lo suyo a mercados más lejanos son Chubut, Santa Cruz, Tierra del Fuego, Chaco y Santiago del Estero (aunque a valores muy escasos), mientras que las ventas externas de San Luis demandan menor kilometraje. Los productos que más lejos llegan –aunque no su volumen de ventas- son los del bloque Cueros y Calzados, provenientes en su mayoría de la región Pampeana, siguiéndoles alimentos, bebidas y tabaco de todas partes; principalmente, los productos cárnicos y la pesca (Patagonia, NEA y Pampeana), las frutas y legumbres (Centro, NOA y Cuyo) y los vinos cuyanos. Por su parte, lideradas por la provincia de Buenos Aires, la región Pampeana es la que más factura aunque casi el 80% de sus envíos está dirigido a media y corta distancia. La Región Centro, a su vez, envía a tierras lejanas sus cueros (terminación y curtido de pieles), carnes (vacunas, avícolas, fiambres y embutidas) además de pescado elaborado, aunque los mayores valores exportados –a más escasa distancia- corresponden a maquinaria agropecuaria y especial “made in” Santa Fe y Córdoba en segundo término. Cuyo envía a distancias más alejadas sus vinos (Mendoza) y frutas, legumbres deshidratadas y jugos concentrados (San Juan y Mendoza), en tanto los alimentos del NOA (aceite de oliva catamarqueño, frutas y legumbres congeladas, junto a tabaco en rama despachados desde Salta y Tucumán), los vinos salteños, son los que registran la mayor distancia recorrida desde esa región. Y finalmente, así como las carnes ovina y vacuna de Río Negro y Santa Cruz o el pescado elaborado por Chubut y Tierra del Fuego viajan enormes trechos hasta alcanzar su destino, la madera aserrada, la yerba mate y el té misioneros también son las que consumen la mayor distancia tras su despacho desde el NEA.

En síntesis

Como bien reseña el estudio comentado, “a partir de 2003 se inició en la Argentina un proceso de crecimiento de la actividad productivo exportadora sólo interrumpido por la crisis internacional de 2009”. Así pues, los exportadores manufactureros alcanzaron las 9.330 empresas que, en un plano regional, contribuyeron con un 32% de lo exportado por firmas del NEA, el 18% de las de Cuyo, el 13% de la región Pampeana y del NOA y sólo con el 5% de la región Centro. A su vez, estas PyMEX “aportaron –en todas las regiones- casi las dos terceras partes del número de exportadores”.

Ambos estudios –como los prologara el presidente de la Cámara de Exportadores de la República Argentina, doctor Enrique Mantilla- fueron realizados en base a la información compilada por el Instituto de Estrategia Internacional, permitiendo interpretar los principales cambios en la dinámica exportadora de nuestras PyMEX.

(*) Instituto de Estrategia Internacional: “Las PyMEX 2001-2011. Evolución, destinos y distancias” y “Las PyMEX argentinas. Mapa Regional 2011”, CERA, mayo 2012.

Winzip Ver cuadros adjuntos en ZIP

Escribe Luis Sznaiberg


Ir al principio de la nota