Ir a la página principal
Ciencia & tecnología

Vamos bien e irá mejor

En 2010 existen significativas posibilidades que el sector informático reedite y, es probable, supere lo actuado durante el año anterior. Demostrando una vitalidad de la que carecieron gran parte de los sectores económicos locales - en los que influyeron con más fuerza los coletazos de la crisis internacional y algunos avatares de política interna- los informáticos cerraron 2009 con exportaciones que alcanzaron los 500 millones de dólares cifra que, según estimaciones, muestra claros signos de aceleración a futuro.

ImagenEscribe Hugo Scolnik - Investigador científico
Escribe Hugo Scolnik - fundador del Departamento de Ciencias de la Computación de la Facultad de Cs. Exactas UBA, Director Ejecutivo de la Fundación Sadosky

En este desempeño jugó un papel de importancia el Fondo Fiduciario para el Software (Fonsoft) que por cada peso de aporte fiscal dejó un recupero de 13 pesos. Este desempeño muestra con claridad que la necesaria intervención estatal para estimular determinados sectores productivos puede ser un excelente negocio para el propio Estado, cuando se trata de movilizar aportes que apoyen proyectos serios y, a los postres, de alta rentabilidad.

En la actualidad existen 497 proyectos en evaluación, lo que significa que el sector informático se fortalece con más inventiva, más profesionales y técnicos involucrados en su quehacer y más micro empresas integrando el tejido productivo.

El empuje de las cámaras empresarias sectoriales no ha sido ajeno al desempeño del conjunto de las sociedades que operan en éste ámbito. Y si alguna falencia hay que señalar, ésta corresponde a las demoras y complicaciones que se derivan de una estructura burocrática que, a nivel estatal, no acompaña el ritmo en que se desenvuelven empresas caracterizadas por su dinamismo.

En medio de este cuadro de situación, la irrupción de la Fundación Sadosky – cuyo Consejo de Administración ya tuvo su primer día de trabajo- trae la esperanza de que el sector pueda contar con un proyecto estratégico de desarrollo y con un plantel de profesionales capaces de competir exitosamente en un mercado complejo y altamente competitivo. Para poder lograrlo hay que resolver, cuanto antes, problemas logísticos que siguen trabando el accionar de una institución que ya ha tenido, en los propósitos y los documentos, un proceso de maduración demasiado extendido.


Ir al principio de la nota